El estrés y la dieta

La verdadera razón por la que has subido de peso desde 2020

Cómo el estrés afecta a tu dieta, tu peso, y qué hacer para bajar el estrés

Estaba paseando cerca de mi casa y vi  un perro husky tumbado bajo la acera atado al hierro que ponen junto a los contenedores. Como amante de los animales tenía que acercarme y decirle algo al animalico, pues a saber cuánto rato podía estar la dueña en la peluquería de enfrente.

Entonces, una pareja de la edad de mis padres se acercó también a ver el perro y comentó que tienen uno que es también mayor y no anda mucho. Este perro estaba gordísimo (y luego descubrimos que solo tiene 8 años, y que no anda casi-normal si tiene que cargar todo ese peso…), seguro que gracias a la comida de mercadona y la ansiedad de su hogar…

La cuestión es que el matrimonio y yo estuvimos conversando largo rato. Más bien yo escucho como buena coach, por eso la gente acaba contándome su vida, puesto que poca gente sabe escuchar y es un lujo que te escuchen.

Photo by Alice Castro on Pexels.com

El matrimonio me contó como solían correr maratones, y que justo antes de empezar los encierros en 2020, él todavía corría…Desde entonces ya no. Y a día de hoy donde vivimos tenemos que llevar la mascarilla  hasta para caminar en el parque por loque coincidían conmigo que tampoco andamos lo suficiente… él me contó cómo estaba teniendo problemas en la garganta y de alergias, obviamente por respirar mal con la mascarilla. Me he dado cuenta que respiro por la boca con ella, porque no puedo apenas respirar por la nariz.  Para los que no lo saben, respirar por la boca causa desequilibrio y problemas en la salud.

De cada cosa que estoy contando puede surgir toda una charla entera. Pero estoy intentando ir al punto de la cuestión. Mientras que la mujer me repetía que ahora estaba muy gorda,el hombre me comentó que él había subido 15 kg desde 2020. Teniendo en cuenta que el hombre era más bajo que yo, y yo mido 1,64, 15 kg es mucho.

Yo misma estoy trabajando en cambiar mis hábitos para liberar ese peso acumulado desde 2020, pero la manera en que  lo estoy haciendo no es la manera en que mis amigos lo están haciendo- como tanta gente en enero.

Hace poco hablé con mi amigo Mario que me contó cómo se estaba machacando en el  gym. pero le tuve que avisar que lo que estaba haciendo y el horario que seguía estaba haciendo más mal que bien y no le serviría para tener un peso saludable o por lo menos mantenerlo- (otra historia que contaré en otro momento).

Photo by Pixabay on Pexels.com

La cuestión es que en lo que yo pongo el foco para liberarme de ese peso es en bajar mi estrés.

 Este es, por fin, el punto de lo que os quiero hablar hoy. 

Cómo  el estrés crónico es la verdadera causa de que hayamos subido de peso desde el año 2020.

El estrés típicamente afecta la dieta de dos maneras:

  • Afecta nuestro comportamiento alrededor de la comida, dirigiendo cómo y cuánto comemos.
  • Crea el escenario perfecto para acumular grasa, y promueve el estado obesogénico del cuerpo.

El estrés y las preferencias en la comida

¿Te has fijado en los tipos de alimentos que se te antojan cuando te sientes estresada?

El estrés  tiene un gran impacto en los tipos de alimentos que tiendes a buscar y es mucho más probable que elijas estos alimentos de confort o snacks (comfort foods- que nos hacen sentir bien por una razón emocional,como pasta, bollerías, chocolate) en lugar de espárragos o espinacas. ¿Qué tienen los alimentos que se nos antojan en común? son high-palatabe (muy sabrosos),altos en azúcar refinado,altos en sal,altos en grasa, altos en calorías, que son difíciles de rechazar a cualquier hora, pero sobre todo cuando tenemos estrés. los alimentos altos en azúcares refinados pueden dar un subidón de energía que es lo que el cuerpo necesita cuando está en modo “lucha o corre”.

Estos alimentos definidos como “highly palatable” también lleva a liberar más dopamina (la hormona de sentirse bien), lo que es particularmente atractivo cuando te sientes estresada. Con el tiempo esto te puede llevar a buscar esa sensación de bienestar más y más, pero llega un punto que no sientes esa sensación de premio tan intensa y necesitas comer más cantidad de esos alimentos “highly palatable” para ello. Esto puede crear comportamientos de comer compulsivamente o adicciones que son difíciles de controlar.

Es estrés y el peso corporal

Mientras los ratios de sobrepeso y obesidad siguen creciendo en el mundo, conocer los factores que llevan a ello es crucial para terminar con esta verdadera epidemia (de sobrepeso y enfermedades crónicas). El estrés es un factor principal en la obesidad ( a su vez factor principal  para enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes).

Las personas bajo estrés tienen la tendencia natural de comer más de lo que necesitan (y comidas con menos micronutrientes y fuerza vital). Ser capaz de parar cuando se está comiendo es más difícil también,debido a que la respuesta hormonal se ve afectada por el estrés.

Reducir el impacto del estrés en la dieta

Manejar el estrés puede ayudar de manera natural ayudar a llevar una dieta más nutritiva,ya que puede reducir las veces que elegimos esos alimentos “highly palatable” altos en calorías y azúcares refinados y bajos en micronutrientes y fuerza vital. Y puede incluso ayudar a equilibrar las hormonas relacionadas con el apetito y la regulación del peso. Esto puede llevar a hacer mejores elecciones en la dieta más alineadas con tus necesidades calóricas.

Incorporar prácticas de mindfulness- como yoga, meditación,aromaterapia, y tapping- parece ser particularmente efectivo en ayudar a mitigar el impacto del estrés en la dieta.

Los alimentos “highly palatable” pueden darnos una forma de comfort a corto plazo, pero si la fuente de estrés (estresor),la preferencia por estos alimentos puede reforzarse y el riesgo de sobrepeso puede aumentar. Recuerda, ir siempre a la causa raíz. Determinar cómo aliviar el estrés puede ser difícil,pero su impacto en la salud va más allá del  ancho de tu cintura y aliviar el estrés ayuda a incrementar la longevidad, salud y felicidad.

💢 Para hacer seguimiento de los parámetro de tu salud que importan (sin usar una báscula), dime TRACK a Emma Martinez Rubio y te paso el sistema que uso. O por email nutricion@coachemmarubio.blog

💢 ¿Quieres ver cómo podría ser un plan que apague tus síntomas?💢

💥 Reserve una llamada gratuita de evaluación de apagado del estrés:

CLICK aquí para reservar cita

Referencias: 

IIN-STRESS AND DIET, Institute for integrative nutrition course

1| Rutters, F., Nieuwenhuizen, A. G., Lemmens, S. G., Born, J. M., &
Westerterp-Plantenga, M. S. (2009). Acute stress-related changes in
eating in the absence of hunger. Obesity 17(1), 72–77.
Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18997672
2| Tryon, M. S., Carter, C. S., Decant, R., & Laugero, K. D. (2013). Chronic
stress exposure may affect the brain’s response to high calorie food cues
and predispose to obesogenic eating habits. Physiol Behav 120, 233–242.
Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23954410
3| Yau, Y. H., & Potenza, M. N. (2013). Stress and eating behaviors. Minerva
Endocrinol 38(3), 255–267.
Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24126546
4| De Macedo, I. C., de Freitas, J. S., & da Silva Torres, I. L. (2016). The
influence of palatable diets in reward system activation: A mini review.
Adv Pharmacol Sci 2016, 7238679.
Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27087806
5| Sinha, R., & Jastreboff, A. M. (2013). Stress as a common risk factor for
obesity and addition. Biol Psychiatry 73(9), 827–835.
Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23541000
6
6| Aschbacher, K., Kornfeld, S., Picard, M., Puterman, E., Havel, P. J.,
Stanhope, K., Lustig, R. H., & Epel, E. (2014). Chronic stress increases
vulnerability to diet-related abdominal fat, oxidative stress, and metabolic
risk. Psychoneuroendocriniology 46, 14–22.
Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24882154
7| Daubenmier, J., Kristeller, J., Hecht, F. M., Maninger, N., Kuwata, M., &
Jhaveri, K….Epel, E. (2011). Mindfulness intervention for stress eating to
reduce cortisol and abdominal fat among overweight and obese women:
An exploratory randomized controlled study. J Obes 2011, 651936.
Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21977314

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close