Cuando crees que no estás estresada pero tu cuerpo dice otra cosa

Cuando vivía en Amsterdam, tenía algunos amigos con problemas de síndrome de colon irritable que me contaban acerca de ello después de ver mi cambio de alimentación que me llevó a cambio de vida . Recuerdo cuando mi  amigo científico finlandés Juha me contaba que el médico le dijo que era por el estrés pero él no se sentía estresado. También con mi amiga Diana, que llevaba años subiendo de peso,perdiendo pelo cambiar su alimentación, y los  análisis decían que no tenía problema de tiroides a pesar de los claros síntomas (también esto puede ser porque muchas veces los análisis que hacen no son un panel completo y dejan pasar parámetros que dirían que sí que hay problema  de tiroides,pero dejemoslo para otro artículo). 

Pensando en mis amigos quiero compartir este artículo.

Ámsterdam desde mi antigua ventana

Al cabo de los años mi amiga Diana ha cambiado un poquito su alimentación y comenzado a perder peso y tener más energía, después de descubrir que tenía resistencia a la insulina y también por fin el análisis mostrará cierto desequilibrio de tiroides pero básicamente todo esos síntomas tienen un origen estrés. Pero el estrés entendido por elcuerpo, no necesariamente lo que para la mayoría es el estrés. Por ejemplo  estos dos amigos habían estado uno viviendo en distintos países (incluso tan lejano como Australia), la otra  pasando la mayor parte del año viajando por trabajo. (Esto también es una manera de estrés sobre el cuerpo). Te lo explico a continuación…

Cuando crees que no estás estresada pero tu cuerpo dice otra cosa

Cuando hablo con las personas sobre el estrés, algunas me dicen que están estresadas y otras que no.

Acerca de los que me  dicen que no, habrá algunos que genuinamente no sientan estrés. Y hay otros que pueden pensar que no están estresadas pero sus cuerpos muestran numerosos signos de estrés.

Por ejemplo, mis amigos Juha y Diana.

¿Cómo puede suceder esto?

La mayor parte de personas ven el estrés como algo psicológico, puede serlo, pero también puede ser estrés nutricional y digestivo. Por ejemplo, puedes tener una gran resiliencia mental para lidiar con las cosas de la vida, y comer de manera que tu sistema digestivo está cada día forzado a digerir cosas que no está diseñado  a comer y que no van con tu constitución y bio individualidad.

Además, se sabe que los alimentos de la dieta actual, incluso los suelos de la agricultura, carecen de suficientes nutrientes. Así que el estrés nutricional y digestivo son comunes en la sociedad- y por ello la terapia nutricional sigue la filosofía de tomar suplementos nutricionales para apoyar nuestra salud, de manera rutinaria.

También es posible, que en tu parte consciente no estés estresada, pero inconscientemente estés produciendo hormona del estrés. Esto es porque tenemos dos sistemas de pensamiento – el cerebro más antiguo y el más nuevo. El problema es que cada uno va por su cuenta. El cerebro antiguo es más rápido, emocional e instintivo (basado en nuestros hábitos repetitivos, que el cerebro entiende que nos mantiene seguros), mientras que el cerebro nuevo es más lento, capaz de racionalizar y calcular. El cerebro nuevo no examina el antiguo automáticamente ni entiende por qué hace lo que hace. El cerebro nuevo no sabe normalmente porque el viejo cerebro ha tomado una decisión que te lleva a sentirte de cierta manera!

Y este es el origen de una gran parte del estrés hoy en día. Incluso si tu cerebro joven cree que estás manejando las cosas bien, tu cerebro antiguo puede estar ocupado creando significados de situaciones en las que te encuentras, para mantenerte segura- sin que tu te des cuenta.

Por esto es una buena idea conectar con tu cuerpo,  escuchar sus mensajes y aprender a descifrar lo que trata de comunicarte.

¿Cómo se muestra el estrés en tu cuerpo?

Vale, aquí se complica un poco. Puede  ser desde síntomas digestivos, dormir mal, problema hormonal, hasta problemas de presión en la sangre. Así que indistintamente si te sientes estresada o no, tu cuerpo puede estar reaccionando como si las cosas son estresantes y tratar de mandarte el mensaje, si estás sintiendo:

  • Inflamación
  • Problemas con tus períodos que pueden ser fuertes, con coágulos, irregulares,PMS o síntomas debilitantes
  • Condiciones relacionadas con tu ciclo menstrual como síndrome del ovario poliquístico
  • Baja progesterona
  • Antojos de azúcar
  • Poca memoria a corto plazo
  • Problemas de tiroides
  • Dormir con interrupciones o levantarse cansada
  • Problemas del sistema digestivo como IBS o hinchazón
  • Fatiga permanente o cansancio extremo
  • Niebla mental
  • Pensamiento ansioso constante
  • Hiper o hipo tensión de la sangre

Si alguno de estos síntomas te son familiares, y no importa lo que ya has probado, no consigues llegar a la raíz del problema, puede deberse a la producción constante de hormona del estrés. O comer de una manera no adecuada con tu constitución y bio individualidad, además de no tener suficientes micronutrientes-las otras formas de estrés.

¿Qué puedes hacer al respecto?

Lo primero de todo, averigua si hay factores de estrés digestivo  o nutricional con los que está lidiando tu cuerpo, y si esto está  contribuyendo a un nivel de estrés elevado, incluso si te sientes “bien”.  Puedes empezar a aumentar la  cantidad de alimentos integrales, frescos y así bajar los procesados, la comida que va en una caja. También recomiendo subir la fruta y hojas verdes como prioridad máxima, seguidas de otras verduras fibrosas y luego resto de alimentos vegetales. De esta manera bajarás la cantidad de productos animales que comes. Es el concepto «crowding out»- comer más de algo para comer menos de otra cosa.

Solo tienes que aprender y coger el hábito de comer así. También es importante conocer tu constitución y bio individualidad. Y por último, puede que te interese explorar otras maneras de aprovechar el poder de las plantas, para reducir la reacción de hormona del estrés en tu cuerpo. Puedes encontrar una lista de sugerencias aquí.

O si necesitas ayuda para llevar a la práctica estos cambios y conocer tu constitución y bio individualidad. Solicita ahora una sesión sin costo para Apagado de modo estrés, CLICK aquí para solicitarlo.

Processed with VSCO with g1 preset

Si necesitas ayuda para llevar a la práctica estos cambios y conocer tu constitución y bio individualidad. Solicita ahora una sesión sin costo para Apagado de modo estrés, CLICK aquí para solicitarlo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close