Gwyneth Paltrow también tocó fondo en su salud

Y esta es la solución que encontró

Los síntomas que tienen la mayor parte de las mujeres con las que hablo, no son exclusivas de las mujeres corrientes. La oscarizada actriz Gwyneth Paltrow tocó fondo a pesar de llevar una vida más saludable que la media, hacer reseteos, depuraciones de vez en  cuando, y tener apoyo de médicos convencionales y naturistas.

Y tras tocar fondo en su salud, y darse cuenta de que se debía al estrés de su estilo de vida, y pasar más tiempo en modo indulgencia que en modo limpio con la comida. La solución fue seguir la dieta de eliminación por 1 mes, tras el cual el médico naturista le dijo que para sentirse bien debía seguir esa dieta el resto de su vida- aunque admite que ni él  es capaz de hacerlo… Walk your talk…

Y Gwyneth sabía que eso no tenía sentido y  no iba a suceder. 

Por eso en mi método Resetea tu tripa, un pilar  fundamental es enseñarte a comer con algunos de los parámetros de la dieta de eliminación, pero sin tantas restricciones para que puedas tener un nuevo estilo de vida a  largo plazo. Y con espacio para la indulgencia.

Es lo que tuvo que encontrar Gwyneth Paltrow por sí sola. Pero tú no tienes que  perder años y tanta energía ni recursos para lograrlo.  He creado mi método Resetea tu tripa para que las mujeres evolutivas confundidas pasen a ser mujeres evolutivas poderosas, con pequeños cambios fáciles y  sostenibles. Para que  se sientan más saludables, y brillen en todas las áreas de su vida.

Comparto abajo la historia de Gwyneth Paltrow, contada por ella en su libro , y traducida por GG translator.

libro de Gwyneth Paltrow

“Una tarde soleada en Londres, en la primavera de 2011, pensé, sin sonar demasiado dramática, que iba a morir. Acababa de servir el almuerzo en el jardín en casa. Me había sentido mal mientras lo preparaba, pero no pude señalar por qué. Tenía la vaga sensación de que me iba a desmayar, y no estaba formando pensamientos correctamente. No dije mucho mientras todos comíamos. mi familia tenía amigos se unieron a nosotros, y fue un domingo hermoso y cálido, pero realmente no podía tomar dentro.

Estaba preocupada. Me puse de pie para limpiar la mesa y descubrí que mi mano derecha no estaba funcionando como debería, y luego todo se volvió borroso. Tengo un abrasador dolor en la cabeza, no podía hablar y sentía como si no pudiera respirar. Y  amiga tomó mi mano y me convenció para que me tranquilizara. Resultó que yo estaba teniendo una migraña horrible y un ataque de pánico.

Me tomó horas conseguir mi equilibrio de vuelta. Mientras intentaba dormirme, podía oír a mis hijos jugando en el jardín, y me asaltó el temor de que mi salud pudiera separarme de ellos, aunque sea por una tarde. Así  que la siguiente semana, fui a ver a los médicos para cada clase imaginable de chequeo. Me dijeron que tenía un quiste benigno en el ovario que necesitaba ser removido inmediatamente, que tenía un nódulo en mi paratiroides que estaba causando mucho de mi fatiga, que mi tiroides no estaba funcionando correctamente, y que necesitaba ajustar mis hormonas con más hormonas. No fue una buena imagen.

Había tenido un año muy emocionante y ocupado, y sabía que estaba agotada por los viajes en avión, la adrenalina y el estrés. Pero no me di cuenta de cómo este intenso período de presionar continuamente el botón de anulación en mi ya agotado sistema, junto con muchas papas fritas y vino, me había pasado factura. Por no mencionar estas manifestaciones físicas bastante serias, de todo el estrés.

Necesitaba hacer algo. Era hora de un cambio real.

Siempre me habían gustado los resets y limpiezas saludables y la idea de «estar saludable».

en su mayor parte, pero generalmente intercalé esta vida limpia con trozos abundantes de feliz indulgencia. Y claramente me había desequilibrado. decidí que necesitaba hacer algo para reconstruirme, y fui a ver a mi médico y buen amigo Dr. Alejandro Junger.Me sacaron sangre para muchas pruebas, y cuando me llamó unos días después para discutir los resultados, sonaba sorprendido.

Además de lo que se había encontrado en Londres, estaba severamente anémica, estaba con deficiencia de vitamina D, mi hígado estaba muy congestionado, mis niveles de estrés estaban por las nubes (algo sobre mis glándulas suprarrenales), había mucha inflamación en mi sistema, y mis hormonas estaban apagadas.

El Dr. Junger dijo que necesitaba seguir una “dieta de eliminación” para limpiar mi sistema,

curar mi intestino, y revivir mi cuerpo con buenos nutrientes.

Esto significaba no café, no alcohol, sin lácteos, sin huevos, sin azúcar, sin mariscos, sin pescado de aguas profundas, sin papas, sin tomates, sin pimiento, sin berenjena, sin maíz, sin trigo, sin carne, sin soja, nada procesado en absoluto: palabras difíciles de escuchar para un entusiasta. Aunque fue difícil y a menudo no sabía qué comer, seguí la dieta al pie de la letra.

Y tres semanas después, yo era una persona diferente, según mi análisis de sangre. Encantada de haber cumplido la misión, le pregunté al Dr. Junger cuándo podría salir de esta dieta increíblemente estricta. “Bueno, es difícil para mí decirte esto porque no lo hago yo mismo todo el tiempo «, dijo,» pero esta es la forma en que deberías tratar de comer por el resto de tu vida.”

¿El resto de mi vida? Sin queso parmesano y calabacín frito y pasta y baguettes y Pinot Noir? Podría entenderlo por un tiempo limitado, pero ¿siempre? Eso no iba a suceder, seamos realistas. Sin embargo, ¿podría convertirse mi línea de base? ¿La forma en que comería la mayoría de los días, con algún día de trampa ocasional?

¿Podría inclinarme más hacia eso? Decidí que podía. Ciertamente podría intentarlo. Y en los últimos años, esta se ha convertido en la forma en que me esfuerzo por comer y la dieta que sigo volver y adherirme estrictamente cuando me he excedido, cuando necesito reconstruir o limpiar.

Aquella primavera en Londres (cuando mi salud y mi bienestar empeoraron bruscamente)

foco) se convirtió en un momento muy importante en mi cocina para la salud de mi familia. como yo comenzó a enfocarse en comer una comida muy limpia, muy saludable (a veces con un sentimiento ascético) dieta, me preguntaba si sería posible hacer platos que se ajusten a todos mis nuevos pero sabía, se veía y olía como la comida que suelo preparar. Comodidad comida con un toque muy saludable. Comida muy saludable que no me hizo sentir como si faltase algo (¡excepto la copa de vino!). Así que decidí llamar a mi vieja amiga Julia Turshen.

Conocí a Julia durante el rodaje de una serie documental de comida que hice con Mario

Batali en 2007 llamó España… En el camino otra vez. Julia era toda sonrisas y todo

rizos y todo el entusiasmo por la comida, y antes de terminar el rodaje, teníamos

convertirse en amigos rápidos. Le pregunté qué hacía cuando no estaba en un lugar remoto.

lugares y dijo que cocinaba para una familia en Nueva York. En el siguiente

meses, me encontré en Nueva York con mi familia durante una semana, trabajando duro y

incapaz de preparar nuestras comidas. Tuve una idea: le preguntaría a Julia si estaba disponible para intervenir. Fue el comienzo de una hermosa amistad y una increíble

colaboración. Nos dimos cuenta de que nos encantaba cocinar juntos y que la suma de nuestros partes fue bastante grande. Empecé a hablar con ella sobre una idea que había estado pensando.

Durante mucho tiempo, un libro de cocina, La hija de mi padre. Julia se convirtió en mi

ayudante en la cocina, y el resto es historia. Ella fue mi mayor apoyo mientras

Creé cada receta para la Hija de Mi Padre, de pie sobre mi hombro,

tomando notas, aproximando cantidades y siendo la mejor compañía mientras

trabajo.

Cuando llegó el momento de pensar en mi próximo libro, supe que quería hacerlo con

Julia, pero no como mi asistente, sino como mi coautora. Decidimos desarrollar todos los

Recetas juntas esta vez, trayendo esa magia mayor que la suma de las partes.

hasta su máxima manifestación, y pasando el mejor momento haciéndolo. Cuándo

pensando en formas de hacer comida reconfortante súper saludable, inspiración y

colaboración eran más importantes que nunca. Desarrollamos una verdadera asociación en

imaginación culinaria, y es una de las relaciones más fructíferas que he

tenido.

Durante este mismo tiempo, el Dr. Junger me refirió al Dr. Habib Sadeghi, un médico

que ha cambiado (y sigue cambiando) mi vida. El Dr. Sadeghi es un

médico entrenado convencionalmente que también practica otras curaciones integrales

métodos. Se ha sumergido en el estudio de la nutrición y la osteopatía.

medicina manipulativa, y utiliza técnicas de los mundos de Ayurveda,

Medicina tibetana, medicina antroposófica, acupuntura y sanación energética.

Básicamente, el tipo de médico que había estado buscando.

Aunque yo entendía sobre el poder de la comida y el poder de la desintoxicación, nunca me había tomado en serio el aspecto emocional de lo que ponemos en nuestros cuerpos y por qué.

El Dr. Sadeghi llevó mi curación a otro nivel. Preguntó lo que no se dice emociones podrían estar contribuyendo a mi estrés, y me dio otra lista de pruebas, que reveló altos niveles de metales y un parásito en la sangre, entre otras cosas— cosas que a menudo no se diagnostican y tienen un impacto increíblemente negativo en nuestro bienestar. Toda mi familia se hizo la prueba de sensibilidad a los alimentos y alergias.

(algo que recomendaría encarecidamente a cualquiera que busque sentirse mejor, arrojar

peso, etc.), y los resultados fueron esclarecedores. todos en mi casa son

intolerantes al gluten, lácteos y huevos de gallina, entre muchas otras sorprendentes

alimentos que siempre había pensado que eran saludables. ¿Qué le das de comer a los niños que no pueden comer?

gluten cuando la pasta y el pan son sus cosas favoritas en la tierra? que das

¿un niño de postre alérgico a la leche de vaca?

Decidí que necesitábamos crear este libro, no solo para mi familia, sino también para cualquiera que luche por encontrar comida verdaderamente deliciosa para alimentar a su familia cuando es necesario abordar problemas de salud. Así que no importa si estás haciendo el programa Clean del Dr. Junger, que se centra en la dieta de eliminación; una dieta para bajar de peso a base de proteínas magras; o un programa de alergia alimentaria que lo aleje de gluten y lácteos; o si solo quiere conseguir un poco más en alimentos nutritivos—Aquí hay recetas y menús semanales para ti. Y lo más importante, no importa lo que quieras o necesites cortar, por cualquier motivo, las comidas deben siempre hacernos sentir felices. No como un castigo. Si algo aprendió es que es todo un proceso. “Caerse” de su plan es parte de él, no una razón para vencerse a sí mismo arriba. Se necesita tiempo para hacer estos cambios. Está todo bien. -Gwyneth Paltrow”

De la misma manera, las recetas que siguen mi método Reseea tu tripa- son aptas para la dieta de eliminación, una dieta plant-based o a prueba de alergias- pero son deliciosas y de platos comunes que estamos acostumbrados a comer. Al igual que las recetas en mi DETOX para principiantes y las que encuentras en este blog Coachemmarubio.

Te recomiendo que empieces preparando:

Avena al horno para mujeres

Verduras asadas al horno

💥 ¿Quieres ver cómo podría ser un plan que apague tus síntomas?💥

 💢Reserve una llamada gratuita de Apagado del modo estrés:

CLICK aquí para reservar cita

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close